Las tarjetas de débito te brindan la oportunidad de realizar pagos con el dinero que tengas en una cuenta bancaria, pero solamente tienes de límite el monto que hayas depositado.

Las tarjetas de débito son de gran utilidad al momento de manejar nuestro dinero, como ventaja tienes que no necesitas traer efectivo para realizar pagos y tiene como desventaja el cobro de costos que la institución financiera bancaria no nos comentó.

Las comisiones que te cobran este tipo de tarjetas son de dos tipos:

  • Comisiones por manejo de cuenta: se cobra una comisión por no tener el saldo mínimo mensual que se te pide.
  • Comisión por el retiro de efectivo: se cobra por retirar en cajeros automáticos o en las ventanillas de la institución financiera bancaria.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), puedes evitar el cobro de las comisiones si cumples con lo siguiente:

  • Utiliza los cajeros automáticos de la Institución Bancaria donde solicitaste la tarjeta.
  • Evita a cualquier costa los cajeros automáticos RED
  • Lleva siempre un gran control en los gastos que vas a realizar