Es difícil determinar cuál es la mejor tarjeta de crédito, porque cada cliente es distinto y cada producto es diferente. El aspecto fundamental a tener en cuenta es que se adapte a la medida de las necesidades.

Cuando decimos esto, significa que por una lado hay que evaluar los costos y beneficios que brinda la tarjeta, porque de esa manera se llegará a una elección eficaz.

Con respecto a las ventajas, México posee un gran número de plásticos en el mercado financiero, las entidades bancarias otorgan diferentes tarjetas a distintos sectores de la población desde los trabajadores con salarios mínimos hasta personas físicas con actividad empresarial que pertenecen a la banca privada o premier.

Las Mejores Tarjetas

Dentro del mercado financiero mexicano existen diferentes alternativas de créditos y productos para el consumo, las más importantes son las tarjetas.

Las entidades bancarias ofrecen tarjetas de crédito y tarjetas de débito a sus clientes, con características que varían de acuerdo a la línea de crédito y a la capacidad de pago del tarjetahabiente. De manera que existen miles de plásticos diferentes, como Empresariales, Clásicas, Oro, Platinum y dirigidas a universitarios.

Además de los bancos, las tiendas departamentales también otorgan tarjetas exclusivas como Walmart o Comercial Mexicana, entre otros.

También las compañías más representativas a nivel mundial de estos productos, como Visa, MasterCard y American Express, operan en México.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para elegir una tarjeta?

Pero el factor determinante es el costo del producto, para poder analizar y calcular cuál es la mejor para cada uno, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda averiguar entre varias tarjetas de similares condiciones, y comparar:

  • Costo Anual Total
  • Comisiones
  • Anualidad
  • Seguros
  • Línea de crédito

Sin embargo, uno de los puntos más importantes es saber elegir el tipo de tarjeta que mejor se adapta a nuestras necesidades. ¿Cómo saberlo? Es simple, es tener en claro que clase de tarjetahabientes somos y para que utilizaremos esta tarjeta.

Si somos viajeros frecuentes, que mejor que contratar una TDC que ofrezca un programa de millas para cambiar por boletos u hospedajes en hoteles.

Si somos estudiantes universitarios, porque no elegir un plástico que tenga ventajas financieras para quienes van a la universidad con descuentos y promociones.

Si somos clientes que nos interesan poco las ofertas o los meses sin intereses, pero preferimos una tarjeta que no aplique comosiones por anualidad, etc, en el mercado tenemos una importante oferta de este tipo.

Lo cierto es que es fundamental antes de solicitar este tipo de productos, analizar que necesitamos de una tarjeta, para que finalidad la destinaremos con mayor frecuencia y por sobre todo, si ese medio de pago que debo utilizar con responsabilidad está dentro de mi presupuesto.

¿Por qué tener una tarjeta de crédito?

Estas tarjetas se les ofrecen a los clientes con un límite de crédito, el cual se otorga dependiendo de los ingresos y gastos que tenga la persona solicitante.

Las tarjetas de crédito te sirven para solventar tus gastos mensuales, otras personas la utilizan para acumular puntos, otros la usan para juntar millas, además puedes pagar una tasa de interés baja o no pagar comisiones por el uso de ellas.

En la actualidad se recomienda que las personas cuenten con sólo dos tarjetas de crédito, una para realizar tus gastos o pagos mensuales y la otra para crédito revolvente, la cual te cobrará menos intereses y con la que podrás adelantar tu ahorro sin quedarte sin capital.

¿Para qué sirven las tarjetas?

Es una de las preguntas que la mayoría de las personas nos hacemos, otras asumen que son para comprar las cosas que desees siempre y cuando no te pases del límite de crédito que se te otorga.

Además de esto cuenta con otros usos, como lo son:

  • Sirve como medio de pago universal, ya que pagas todas las cosas que compras con una tarjeta sin necesidad de andar cargando el efectivo.
  • Como medio de financiamiento, ya que se te otorga una línea de crédito que va conforme a un análisis económico que se te realiza, en el cual se observan los ingresos, egresos y otras deudas, esta opción es solamente para las tarjetas de crédito.
  • Como medio de beneficios y atributos, esto es porque hoy en día, la mayoría de las tarjetas cuentan con beneficios o planes de recompensas por el uso de ellas.
  • Como medio de conveniencia, ya que traer contigo una tarjeta de crédito o de débito es una gran opción cuando viajas o cuando tienen alguna emergencia.
  • Para construir un excelente historial crediticio ante buró de crédito, esta opción es para las tarjetas de crédito, ya que se te evalúa ante buró de crédito si realizas a tiempo tus pagos correspondientes y el uso que se le da a tu tarjeta.

¿Cómo seleccionar una tarjeta de crédito?

Muchas de las veces, la mayoría de las personas realizan el trámite de una Tarjeta de Crédito nada más porque no cobra ninguna anualidad, sin embargo nunca nos fijamos en las tasas de interés que manejan.

Además existen otros tipos de tarjetas de crédito, como lo son:

  • Las que no te cobran por disposición en efectivo, sin embargo el pago mínimo a realizar es muy alto
  • Otras son las tarjetas de crédito que te ofrecen mayor porcentaje en puntos, pero el servicio con el que cuentan es malísimo
  • Otras son la de los bancos dentro de las tiendas departamentales, las cuales no cuentan con seguros de robo o extravío, ni de ningún otro tipo de seguros

Saber cómo seleccionar una tarjeta de crédito en estos tiempos es difícil, debido a que hoy en día existe una amplia gama de tarjetas, las cuales tienen características y beneficios diferentes, lo cual las hacen únicas para las necesidades de los tarjetahabientes.

Cuando selecciones una tarjeta de crédito, un servicio o algún otro producto financieros es necesario evaluar:

  • En primer lugar, los beneficios que obtendrás
  • En segundo lugar, cuales son los costos que te producirá dicho producto o servicio

Cada tarjeta de crédito ofrece diferentes beneficios, estos beneficios pueden ser:

  • Recompensas en puntos
  • Millas por compras realizadas
  • Reposición de tarjeta sin costo
  • Porcentaje del crédito protegido por robo o extravío

Así que para elegir de forma correcta tu tarjeta de crédito es necesario que te  fijes en los costos de  la tarjeta y así elige la del costo más barato y la tarjeta que cubra tus necesidades que más te convenga.

Consejos para el uso de una tarjeta

Hoy en día las tarjetas de crédito son indispensables en la vida de todas las personas, y esto es porque muchas de ellas nos ofrecen grandes beneficios y promociones exclusivas.

Sin embargo, es bueno utilizar bien este medio de pago porque es una herramienta útil si lo sabes hacer bien. Recuerde que existen varias empresas emisoras y que cada banco tiene productos exclusivos, como también descuentos y promociones exclusivas que pueden hacerte ahorrar dinero, pero lee bien las condiciones antes de comprar.

Los consejos por el uso de tu tarjeta son:

  • Se debe conocer a fondo, debes conocer todos los datos de tu crédito como tu límite de crédito, fecha de corte, fecha límite de pago, pago mínimo, pago para no generar intereses y cuál es el saldo que resta al final del mes.
  • Realiza tu pago antes de la fecha límite de pago, debes de conocer esta fecha ya que si te olvida realizar el pago, se te hace un cargo de intereses por falta de pago.
  • Pagar más del mínimo, es muy importante porque si nada más das el mínimo se cubren nada más los intereses y si pagas más se cubren los intereses y una parte se va al saldo neto de la cuenta.
  • Úsala después de la fecha de corte, si vas a realizar una compra y ya está cerca tu fecha de corte, espera y realiza la compra un día después de la fecha de corte, esto es para que tu plazo de pago se atrase un poco más.
  • Evita que tus pagos con la tarjeta de crédito sean mayores al 20% de tu ingreso mensual.
  • Aprovecha las compras de meses sin intereses, y cuando realices tus pagos de la tarjeta asegúrate de que se cubran las mensualidades correspondientes.
  • Las disposiciones en efectivo que realices sean en emergencias, ya que se te cobra una cuota por hacerlo.
  • Los pagos de tus tarjetas de crédito debes incluirlos dentro de tus gastos mensuales.
  • No le prestes la tarjeta a terceras personas y ten cuidado con las tarjetas adicionales que solicitas.