La oportunidad de adquirir productos y servicios a pesar de no contar con liquidez en un momento determinado, el no tener que llevar efectivo, la consolidación de las cuentas en un pago único y la creación de un registro de compras son algunas de las ventajas que pueden brindarnos las tarjetas de crédito.

Constituyen igualmente un importante medio de constancia de historial crediticio a la hora de solicitar préstamos hipotecarios, automotrices y personales. Brindan asimismo la posibilidad práctica y segura de emplearlas para realizar compras por Internet.

Existen, sin embargo, algunos temores relacionados al uso de este instrumento financiero ya que en ciertas oportunidades podría tenderse a perder el control de los gastos mensuales al propiciarse ocasiones de gastos impulsivos. Por ello es importante manejarlas con prudencia e inclinarse por aquellas que se adapten a nuestras posibilidades y necesidades.

Es muy aconsejable tomarse un tiempo para decidir y realizar un estudio detallado de todos los tipos de tarjetas de crédito. Esto nos asegurará escoger la más indicada no solo por sus costos sino también por sus beneficios.

Analizar y comparar tarjetas de crédito según los parámetros de menor CAT, menor tasa de interés, anualidad y comprobación de ingresos, es un modo de obtener una visión global de las características más importantes de las mismas.

Cada institución bancaria ofrece diferentes recompensas que varían de acuerdo al tipo que sean y a la entidad crediticia otorgante. Si se trata de promociones o descuentos la aplicación es automática. En el caso de puntos, viajes o kilómetros, generalmente son canjeables en las tiendas incluidas en la oferta.

Son numerosas y variadas las ventajas de las que podemos beneficiarnos con las tarjetas de crédito como La Tarjeta Platinum de American express por ejemplo, tiene todo lo relacionado a viajes, como descuentos en boletos de avión, hoteles y paquetes turísticos. En cuanto a las compras, existen rebajas, promociones, reembolsos y puntos acumulables, entre otros provechos.

En muchos casos las entidades bancarias mantienen también convenios con establecimientos de entretenimiento y deportivos que ofrecen beneficios a sus clientes.

Existen tarjetas de crédito que permiten al usuario realizar aportes a fundaciones, organismos o centros de ayuda que necesiten de donativos.

Es así como todos los tipos de tarjetas de crédito posibilitan variadas alternativas dependiendo de los ingresos, estilos de vida y necesidades de cada persona. Conocer y cotejar sus costos y beneficios nos permite garantizar un manejo apropiado y fiable de este recurso financiero.